Entradas

Imagen
Esta semana se inicia con la luna nueva en Cáncer, cambio de fase cercana al solsticio y Neptuno retrógrado. Energía etérica, en acción y movimiento porque la luna nueva va a estar en contacto de tensión con Júpiter en Aries (las tensiones no son necesariamente negativas, sino movimientos que nos llaman a la acción) y la retrogradación de Neptuno va a estar en una tensión similar, en aproximadamente dos meses, con Marte en Géminis. Quizás, sea tiempo de ir abriendo la crisálida y materializar la transformación.  
Imagen
Mercurio empieza su recorrido directo muy lentamente y va a movilizar los ya transitados grados taurinos (valor, recursos, deseos). Tenemos la posibilidad de reconsiderar y ver desde otro lugar. Al mismo tiempo, Saturno empieza a retrogradar en Acuario, ciñendo, para ir hacia adentro y revisar pensamientos, estructuras, mandatos, ciclos que repetimos. Desde ahí, impacta en Mercurio y luego en Venus, ambos, ahora en Tauro. "Sigue al conejo blanco", Carroll en Alicia.  Todo nos lleva hacia adentro. El conejo nos guía hacia nuestro interior, a sumergirnos en el inconsciente para que podamos de alguna forma traer aquella información, que está latiendo para ser integrada. "Sigue al conejo blanco".
Eclipses Haciendo espacio. Vamos a ir sintiendo qué ciclos se están cerrando.  Perspectivas, actitudes, formas de relacionarnos con la realidad que proyectamos. Una transformación interna para crear desde una nueva perspectiva. Los cierres nacen desde la toma de consciencia de que algo de nuestra actitud necesita transformarse. Sin transformación interna, sin una nueva mirada sobre nosotros mismos, el ciclo se repite. Sin transformación, aparecen situaciones aparentemente distintas pero con los mismos condimentos y resultados. Si el cambio no viene desde adentro, no genero lo diferente, solo más de lo mismo en otros contextos. Escorpio nos da luz verde para iniciar el proceso. Belén Landi
Pasó el eclipse, ¿y ahora? Tiempo para integrar Escorpio para manifestar Tauro Queda descubierta la energía de Escorpio que necesitamos integrar. ¿Podemos ver nuestra obsesión, control, miedos en lo cotidiano? Escorpio nos da la fuerza para poder vernos, reconocer y transformar la mirada para observarnos desde nuevas perspectivas. La energía taurina, que marca el nodo norte, nos guía hacia dónde ir. Pero solo podremos iniciar el recorrido si conocemos el punto de partida, es decir, en qué lugar estamos hoy. Hacer consciente lo que incomoda del reflejo de nuestra proyección. Ave de fénix. Belén Landi
Que la conjunción de Marte y Júpiter esté en frecuencia con tu fuego creador. Estamos en energía expansiva de inicios. Si la reconocemos como propia, vamos a sentir el presente como camino y destino. Si la proyectamos en los demás, puede volverse avasalladora. Siempre podemos elegir cómo accionar o reaccionar. En momentos tan intensos, la presencia y coherencia se vuelven maestría. Destrucción y creación. Marte conjunto Júpiter en Aries, perfección el fin de semana. Belén Landi
Volatilidad Hay mucha energía concentrada en dos signos que no se ven: Aries , inicios, fuego y Tauro , fijeza, tierra. Marte (acción) y Júpiter (expansión) están empezando el recorrido por Aries, en conjunción y desde ahí esa energía de expansión, inicios. Más que chispas de inicio se pueden sentir como incendios imparables. A medida que Venus empiece a recorrer Tauro vamos a poder ir dándole cauce a nuestro deseo, empezar a ver la forma, lo concreto. En realidad, cuando comienzan los tránsitos, podemos experimentar la sensación, especialmente, cuando "tocan", aspectan puntos de nuestra carta natal. Al terminar el recorrido de los tránsitos, podemos evaluar la incidencia. Por ejemplo, aunque aún puede ser muy pronto, ¿qué deseo de inicio ha dejado Venus en su tránsito por Aries? Mientras tanto, la proyección va a estar magnificada. Observa y obsérvate. Respira profundo para poder accionar y no reaccionar automáticamente, con patrones que ya no construyen el nuevo inicio. Bel